viernes, 22 de julio de 2016

Reseña: La vida en minúsculas de Gabriel Neila

INFORMACIÓN


Título: La vida en minúsculas
Autor: Gabriel Neila
Editorial: Narrativa Pigmalión
Publicación: abril de 2014
Páginas: 97
Precio: 15 €










SINOPSIS

Tenemos entre nuestras manos una "novela" que sólo en apariencia es modesta. Se trata de una colección de cerca de una veintena de relatos unidos por una temática común, con una estructura tan coherente que, más que un libro de relatos parece una novela cuyos capítulos son historias casi independientes contadas cada una desde un punto de vista narrativo propio. El estilo es espontáneo, informal, sobrio y rápido. Presenta una estructura perfectamente circular: empezamos con un escritor en busca de ideas para su libro; terminamos con la presentación de este mismo libro que tenemos entre las manos. Alberto Cifuentes, el narrador de La vida en minúsculas, es un escritor sin argumentos, que se siente eclipsado después del éxito obtenido con sus obras anteriores. Cuando comienza a escribir su primer libro de relatos, comprende que los vecinos de la ciudad donde vive tienen historias interesantes que pueden servirle de ayuda. No obstante, en Moraleda nada es lo que parece, y todo el mundo tiene algún secreto. Pero ¿hasta qué punto podemos fiarnos de Cifuentes? ¿Son reales las historias que nos cuenta?

AUTOR

Gabriel Neila (Gijón, 1983) es licenciado en filología inglesa y máster en Lingüística Aplicada a la enseñanza del español. En la actualidad ejerce como profesor de español para extranjeros en la Universidad de Alcalá de Henares. Desde hace varios años participa en el Taller de Escritura Creativa que dirige Clara Obligado. Algunos de sus relatos han aparecido en las antologías “Y usted de qué se ríe” (De Lirios del Taller, 2013) y “La isla” (Nuevos narradores, 2014).Asimismo ha traducido a Gilbert K. Chesterton, Kingsley Amis y ha investigado sobre la recepción de autores de habla inglesa en la España de posguerra. En la actualidad administra regularmente el blog “De Letras”, donde aparecen notas de lectura, reseñas, relatos propios y reflexiones sobre el mundo literario.

“La vida en minúsculas” es su primer libro de relatos.



OPINIÓN

"Cuando escribía de adolescente, todos mis cuentos y diarios estaban repletos de cantos a la Vida, con mayúsculas. Casi he olvidado lo que quería decir con ello, aunque intuyo que más que el día a día, las pequeñas cosas, la rutina y la satisfacciones ordinarias de una vida como la de la mayoría de los que me rodeaban entonces, al añorar la Vida yo deseaba vagamente un torrente de energía primigenia y de creatividad, un flujo libre y divinamente todopoderoso, anárquico y siempre joven, que sin duda conduciría a una escelda felicidad (o a una sublime infelicidad) y a la consecución de los más grandiosos proyectos. La vida con minúsculas me parecía una trampa, un cómodo letargo que la sociedad imponía con la opresión de sus instituciones para ahogar toda grandeza. Creía que sólo el valor y la rebeldía nos podrían salvar"

Nos presentan el libro con un pequeño prólogo que no está escrito por el autor, si no por Helena Cosano, y creo que consigue captar la esencia de este pequeño libro de relatos. Ya solo con leer este fragmento creo que os hacéis una idea todos de por donde va a salir este libro. 

La vida en minúsculas nos presenta una ciudad llamada Moraleda, que más que una ciudad, parece el típico pueblo/barrio donde todo el mundo se conoce, y las vivencias de las diferentes personas que viven en esta ciudad, todas unidas por un escritor que está buscando desesperadamente una historia que contar, ¿Y qué mejor historia que contar que la de tus propios vecinos? irá hablando con cada habitante y este le contará su historia, y poco a poco unirá las piezas del puzle de su siguiente libro. Este libro, aparentemente de relatos se encuentra unido en su final y principio, con una pequeña ocurrencia para finalizar por parte del autor que deja buen sabor de boca. 

Leeremos desde las vidas más simples y normales de personas que su máxima preocupación es lo que van a ponerse para ir a trabajar ese día, hasta personas con la conciencia y moralidad separadas con unas ocurrencias y acciones nada esperadas. Y es que nunca llegamos a conocer verdaderamente a nadie.

Lo más curioso de este libro es que hace mano de la metaliteratura, mezcla elementos reales con ficticios sin llegar a quedar claro qué es qué, y dar paso a la imaginación

Actos delictivos, manifestación de culpa, cárcel, "no es malo, lo corrompen"... Algunos relatos traen solos su reflexión, pero es algo que cada lector debe descubrir y sacar sus propias conclusiones. 

Me despido con una de las frases que más me gusto de este libro:
"Los párpado me pesan mientras un escalofrío me recorre la piel, y me pregunto si también seré yo un personaje de un libro secreto..."

VALORACIÓN

designed by Charming Templates