miércoles, 20 de enero de 2016

Reseña: El Hobbit de J.J.R Tolkien




DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 320 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: Booket
  • Lengua: CASTELLANO
  • Precio: 10,95 €
  • Ebook: 6,95 €








Sinopsis

«Bilbo Bolsón es como cualquier hobbit: no mide más de metro y medio, vive pacíficamente en la Comarca, y su máxima aspiración es disfrutar de los placeres sencillos de la vida (comer bien, pasear y charlar con los amigos). Y es que todos ellos son tan vagos como bonachones, por naturaleza, y porque quieren. Pero una soleada mañana, Bilbo recibe la inesperada visita de Gandalf, el mago de larga barba gris y alto sombrero, que cambiará su vida para siempre. Con Gandalf y una pandilla de trece enanos, y con la ayuda de un mapa misterioso, nuestro héroe partirá hacia la Montaña Solitaria a fin de rescatar el valioso tesoro custodiado por Smaug el Dorado, un terrible y enorme dragón. Para eso tendrán que superar muchísimos peligros y toda clase de aventuras que Bilbo jamás hubiera podido ni imaginar y que lo convertirán en el hobbit más famoso del mundo. Lo que Bilbo no sabe es que el anillo que encontró en el camino será el principio de otra gran aventura... la de EL SEÑOR DE LOS ANILLOS.»


¿Quién era J.J.R Tolkien?



John Ronald Reuel Tolkien nació el 3 de enero en Bloemfontein en el Estado Libre de Orange. A principios de 1895, su madre, agotada por el clima, regresó a Inglaterra con Ronald y su hermano pequeño, Hilary. Tras el fallecimiento de su padre, a causa de unas fiebres reumáticas, él y su familia se establecieron brevemente en Sarehole, cerca de Birmingham. Esta hermosa zona rural causó una honda impresión en el joven Ronald, y sus efectos pueden verse en su escritura y en algunos de sus cuadros.
Mabel falleció en 1904, y los hijos quedaron a cargo del padre Francis Morgan, un sacerdote del Oratorio de Birmingham. En el King Edward’s School, Ronald desarrolló su amor por las lenguas; más adelante inventaría sus propios idiomas. También por esta época conoció a Edith Bratt, con quien se casó en 1916.
Cuando estalló la primera guerra mundial en 1914, Ronald era todavía un estudiante en Oxford. Se graduó al año siguiente, con un sobresaliente en Inglés y poco después fue enrolado como teniente en los Lancashire Fusiliers. En 1916 combatió en la batalla del Somme, pero cayó víctima de la fiebre de las trincheras y fue devuelto a casa como no apto para el servicio.
Tolkien fue uno de los mejores filólogos de su época y gran parte de su vida laboral transcurrió en Oxford, primero como profesor de anglosajón y luego como profesor de lengua inglesa y literatura. Al mismo tiempo, en privado, trabajaba en el gran ciclo de mitos y leyendas que más adelante se publicaría con el título de El Silmarillion. Edith y él tuvieron cuatro hijos, y en parte fue para ellos por lo que escribió el cuento El Hobbit, publicado por Allen & Unwin en 1937. Tuvo tanto éxito que el editor quiso tener en seguida una secuela, pero no fue hasta 1954 que apareció el primer volumen de la obra maestra de Tolkien, El Señor de los Anillos, con un éxito inmediato. Su enorme popularidad sorprendió a Tolkien.
Ronald y Edith Tolkien se mudaron a Bournemouth al llegar a la vejez, pero cuando Edith murió en 1971, Tolkien regresó a Oxford. Ronald Tolkien falleció el 2 de septiembre de 1973, tras una breve enfermedad.
Para ver la página de todo lo relacionado con el autor y sus libros pinchar aquí



¿Qué me ha parecido el libro?

Me leí el libro porque en mi entorno diario todos son muy fan del señor de los anillos, y cuando había salido la última película del Hobbit me rerererepitieron y se quejaron de que yo no me las hubiese visto todavía. (Sí, lo siento, no soy una gran fan del señor de los anillos, admito que es una buena película por todo lo que conllevo hacerla etc, etc, etc pero siempre he sido incapaz de terminarmelas. No soy una gran cinéfila como he llegado a mencionar en otros momentos) Bueno, al fin me leí el libro y me lo terminé. Y os comenzaré a decir las cosas que me gustaron y las que no. 
La narrativa de Tolkien me ha encantado, tiene un lenguaje bastante casual pero sin dejar de ser cortés, sabe como acercarse al lector, desde las primeras páginas supe en seguida porque este autor y sus historias eran tan queridas. Este lenguaje que el tiene hacia el lector es lo que ayuda que el mundo fabuloso que ha creado resulte tan creíble. Un punto negativo que le encuentro es que en algunos momentos se me hacía un poco pesado de leer, cuando trataba de enfatizar algún aspecto y no terminaba de decir lo que quería decir (No se si me explico).
Respecto a la historia, me ha gustado bastante, la he disfrutado, la conversación de Gollum con Bilbo en especial fue un momento que disfruté muchísimo, los encuentros con los diferentes seres y sus atropellos también y lo mal que lo pasaba Bilbo, diciendose a sí mismo siempre que caía en una desgracia, que quien le habría mandado a él a meterse en semejante aventura, y lo mucho que echaba de menos su agujero Hobbit. Como punto negativo dire que en algunos puntos se me hacía pesada la historia. Lo sentia un poco como un viaje que nunca llega a su final, como la típica pesadilla o angustia que muchas veces tenemos nosotros mismos de querer llegar a realizar una acción o llegar a un lugar determinado y van surgiendo más y más obstáculos que te lo van impidiendo todo el rato. Pues me llegó a agobiar de la misma manera que si me estuviese pasando a mi. En algunos momentos como que se paraban y se perdían y no sabían donde estaban y se ponían a dar vueltas sin llegar a dar con el lugar indicado, y en donde realmente no estaba pasando nada más salvo eso. Esos momentos me resultaban un poco pesados también. 
Respecto a los personajes, pues era muy difícil llegar a encariñarse con alguno, por la brevedad con la que aparecían muchos, me pasó lo mismo con los enanos, porque en muchos momentos no se sabría decir quien era cada uno. Dejando eso a un lado, me llegue a encariñar con Gandalf muchísimo, las contestaciones, la manera en la que se libra de los peligros con mucha facilidad, siempre tiene la solución a todo y siempre sabe lo que decir. Es un personaje que me ha gustado mucho. Lo que me da mucha pena que en varias partes del libro no aparece. 
Como añadido diré que me ha gustado mucho un detalle que ha añadido el autor, y son pequeños trozos de canciones a lo largo de toda la historia que se encuentran dentro del contexto de lo que está ocurriendo en cada momento, y me ha parecido un detalle muy apropiado, y que ha ayudado un poco a que me meta en la situación de alegría que estaban viviendo en ese momento los personajes. Aunque es verdad que hubieron uno o dos que se dieron en varios momentos diferentes de la historia que no los disfruté tanto porque me sacaba un poco de la historia que estuviese en ese momento determinado, pero realmente no tengo queja alguna al respecto. 


Valoración

designed by Charming Templates